La Voraz y maravillosa mantis religiosa

Los insectos se caracterizan por ser para muchos grotescos y horribles, pero hay tanta variedad entre ellos también logran destacar algunos muy espléndidos e interesantes, entre estos está La maravillosa mantis religiosa. Un espécimen extraordinario, esbelto, de apariencia delicada pero bastante audaz y brutal, eso es lo que de verdad representa este animal.

Se trata de un insecto muy curioso, bastante conocido por su forma, a la que le debe su apodo religiosa, ya que sus patas superiores tienen se inclinan hacia abajo en un parte haciéndola acoger la silueta de un rezo u oración. Por esta misma razón es llamada en algunos lugares santateresa.

mantis religiosa

La mantis religiosa posee un tamaño considerable para ser un insecto y a pesar de su imagen delicada es bastante fuerte, siendo un combatiente formidable en especial por su agilidad e inteligencia. Su tiempo de vida es normalmente de un año, crecen bastante rápido al igual como se reproducen.

Como se alimenta la Mantis Religiosa

Son unas criaturas de un hambre voraz las cuales atrapan vivas a sus presar (por lo general insectos más pequeños como moscas) y las devoran vivas de igual manera. Son muy ágiles rápidas y pacientes al momento de cazar, tanto así que existe un estilo de arte marcial inspirada por estos insectos, ellas observan quietas a su presa y de un zarpazo veloz las capturan con sus patas superiores.

Parecen no ser tan religiosas como lo dicta su nombre, su rapidez es tal que pueden lograr atrapar moscas en el aire sin titubear, para luego pasar a devorarlas casi sin dejar rastro alguno, a veces solo dejando patas y alas por fuera, pero su hambre insaciable las llevas a comerse casi toda su presa aunque incluso esta de lucha por escapar.

Ya que su dieta consiste mayormente en otros insectos, muchos jardineros las utilizan como control de plagas en sus plantas, además de que su look tan elegante le da aún más vida a la imagen del jardín, y como es carnívora no se comerá plantas. También es capaz de comer pequeños ratones, ranas polillas y colibríes.

La reproducción las Mantis Religiosa

Son realmente de un comportamiento agresivo y despiadado, llevando también esta actitud a la copula. Cuando llega la temporada de reproducción de la mantis religiosa, esta expele feromonas que atraen a los machos, estos son los únicos momentos donde sexos opuestos de esta especie se reúnen.

Las hembras al contacto con los machos se postran a la ofensiva, sin embargo esto no impide la reproducción pero a veces las hembras logran comerse a los machos vivos empezando por la cabeza evitando comer el aparato reproductor para terminar la cópula. Aunque esta acción no ocurren tan a menudo en su hábitat natural como se cree en la cultura popular, es en definitiva algo característico de esta especie.

mantis religiosa

Luego de haber realizado una copulación efectiva, esta depositan un saco que adhieren a las ramas y contienen cerca de 200 a 300 huevos, parece mucho pero la verdad esto se debe que al eclosionar, esto pequeños insectos se canibalizan unos entre otros, haciendo que nada más los que sean lo suficientemente rápidos sean capaces de sobrevivir y lograr madurar.

Unas criaturas intrigantes

Otro dato interesante de la mantis religiosa es que esta tiene 5 ojos, dos de los cuales son los que podemos ver evidentemente y son unos ojos compuestos, y 3 que son unos ojos simples ubicados en el espacio de sus ojos compuestos.

Con todo lo conocido hasta ahora llamarla mantis religiosa suena bastante irónico, si bien es un insecto con un gran encanto, su comportamiento es sumamente violento con sus pares. En fin, todas sus características solo la forman para ser una criatura interesante y fenomenal para los amantes de los insectos en general.

0 / 5 (0 votos)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *