domingo , octubre 28 2018

¡Las mujeres no lo pueden creer! La ciencia revela cuándo es La Mejor Edad Para Tener Hijos

La maternidad es un hecho que se toma con gran seriedad, pues implica el comenzar a responsabilizarse tanto por la vida propia como la de un nuevo integrante en tu vida. Es un asunto complicado no sólo como pareja, sino para las mujeres en modo personal, pues son ellas quienes llevan el mayor compromiso. Pero ¿Cuál es La Mejor Edad Para Tener Hijos?

En la actualidad las mujeres han ido postergando el tener hijos para dedicarse a su crecimiento personal, para disfrutar de su juventud, para vivir su vida sin tal responsabilidad o para pasar tiempo junto a su pareja, sin tener que comprometerse por un hijo.  La idea de formar familia y quedarse embarazada, queda en un segundo plano.

Esto contradice totalmente todas las teorías que aseguran que la mejor edad de una mujer para tener hijos es en la década de sus 20 años, lo cual no es muy común hoy en día.

Si es cierto, que en muchos países se conocen casos de madres jóvenes, existen varios estudios que han demostrado que el tener hijos a tan temprana edad puede traer varios problemas tanto físicos como psicológicos para la madre, el padre y los familiares con los que se criará esta nueva persona. Aunque la edad no siempre determina la madurez que posea la persona, en la mayor parte de los casos sí implica riesgos o dificultades cuando de embarazos se trata.

¿Cuál es la mejor edad de una mujer para tener hijos?

El Dr. Mirowski realizó un estudio en Inglaterra, el cual fue publicado en la revista especializada “Health and Social Behavior”. En dicho estudio se analizaron 3 mil casos clínicos para determinar se esa teoría de la edad ideal para la maternidad era verdadera o no. Tras todo el análisis, los resultados arrojaron todo lo contrario: el estudio determinó que la mejor edad para tener hijos es entre los 34 y los 35 años.

El doctor experto en salud femenina afirmó que entre estas edades las mujeres se encuentran en su nivel más óptimo para embarazarse. Durante los veintes, en el cuerpo de las mujeres aún están ocurriendo formaciones de algunas funciones del organismo, esto hace que, de embarazarse, pueda desarrollar ciertas enfermedades o sufrir de padecimientos que, en un principio pueden no evidenciarse, pero, con los años, terminará por manifestarse.

A pesar de ser la edad mas propicia ya que se tiene un cuerpo en perfecto estado para desarrollar vida en su vientre, el Dr. Mirowski no recomienda que el embarazo ocurra después de esta edad, pues nuevamente aparecen los riesgos de enfermedades y padecimientos e incluso puede convertirse en un embarazo complicado debido a términos tanto biológicos como de salud reproductiva.

¿La Mejor Edad Para Tener Hijos de una mujer lo indica sólo el cuerpo?

El estudio develó que no sólo la condición física no es el único motivo para considerar que la mejor edad para tener hijos es entre 34 y 35 años. A esta investigación se le sumaron algunos psicólogos, quienes determinaron que, durante esta etapa, las mujeres generalmente ya han experimentado y disfrutado varios momentos con su pareja, poseen un nivel de éxito profesional y, sobre todo, tienen un criterio de madurez lo suficientemente adecuado para criar a otra persona.

La Mejor Edad Para Tener Hijos
Hay mujeres que dice que después de los 35 es que se esta mas preparado para tener hijos y empezar a formar una familia.

Explican que, durante estas edades, las mujeres tienen una gran energía y vitalidad para poder encargarse de todas las tareas que implica el hacerse cargo de un pequeño recién nacido, en cuanto a ámbitos psicológicos se refiere, además de físico y social. Aseguran que, durante los veintes, las mujeres aún están atravesando por cambios psicológicos que pueden interferir al momento de criar a un niño.

A pesar de esta investigación, la realidad es que, a la hora de decidir tener hijos, se deben tener claros los objetivos e intenciones que implican el traer una nueva vida a este mundo y hacerse responsable de criar y formar a ese hijo. Se debe tener la madurez necesaria para afrontar los retos y necesidades que trae consigo el nacimiento de un ser humano y su crecimiento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *