domingo , octubre 22 2017
   

CONSEJOS QUE TE AYUDARÁN A DEJAR DE SER PEREZOSO PARA SIEMPRE !!

NO HAGAS LISTAS, CREA UNA AGENDA

Cuando registrar en una agenda lo que quieres y debes hacer, te estas ayudando a sí mismo a dejar de lado la vagancia. Cuando sientes el compromiso como un todo, te sentirás capaz de aprovechar el tiempo, y darte cuenta que debes ser productivo.

Estudios han demostrado que agendar horarios para realizar tus tareas disminuye significativamente posibles fracasos. El caso de que surja compromisos a última hora, el consejo seguirá siendo el mismo: todo lo que debas hacer inclúyela en la agenda sin pretexto alguno, siempre tendrás minutos extra.

La explicación radica el hecho que que programar tus actividades te obliga a ti mismo a cumplirlas, por lo tanto cuando programes algo en tu agenda te comprometes a cumplirlo todo, y si no lo haces te sentirás culpable de alguna otra forma. Por otra parte, los estudios nos muestran que la programación de las tareas aumenta nuestra calidad de vida.

PLANIFIQUE TU DÍA CON ANTERIORIDAD

 La falta de tiempo es un problema típico. Todos nosotros queremos acabar con las tareas del día y no solo eso tener más tiempo libre para hacer eso que nos encanta.

Sin embargo, algunos días no hay suficiente café en el mundo para lograr terminar esa larga lista de tareas pendientes., después de todo ya está probado científicamente que la sensación de tener una situación bajo control puede reducir nuestros niveles de estrés. El hecho de tener el tiempo bajo control significa mucho, ya que puedes tener bajo control el tiempo de tu vida, y eso mejor tu autoestima.

HAGA UNA PLANIFICACIÓN SEMANAL

 Siempre he hecho planificación semanal pero mi convencimiento y pasión por este potente hábito personal ha ido creciendo en los últimos dos años. Dado que mis trabajos han ido aumentando en complejidad y volumen, he tenido que reforzar una “herramienta” que, bien utilizada, facilita y aligera una barbaridad el trabajo diario.

La planificación semanal complementa la diaria. Tiene otra duración, propósito y enfoque. Te fijas en ciertas cosas y las miras de un modo distinto, “desde un poco más arriba” que en la planificación diaria.

A lo largo de todos estos años, esos 20 minutos semanales me han ayudado una barbaridad en mi trabajo. Porque me ayudan a conocer por adelantado para anticiparme. Personalmente la hago los viernes, generalmente a mediodía (salvo que algún curso me lo impida) Si pudiéramos resumir este consejo en una sola palabra, lo haríamos con “organización”. Puede parecer algo de personas paranoicas, pero poner tu vida en la punta del lápiz puede ayudarte más de lo que piensas. Y ya que estamos hablando de la organización de las tareas, ¿por qué no comienzas a preparar tu semana?

Aunque la idea de planificar una semana entera parece algo demasiado ambicioso y difícil, el secreto puede estar en la planificación de este horario. Este es el momento ideal para que pienses en todas sus citas de manera eficiente.

APRENDE A DECIR “NO”

En muchas ocasiones, no sabemos decir que no y sucumbimos ante una petición; es difícil negarse, porque si lo hacemos nos sentimos egoístas y tenemos miedo de que la otra persona se disguste, nos critique y nos dé de lado, pero a veces hay que saber decir no para ganar el respeto de uno mismo y de los que nos rodean.

Es importante entender que la capacidad de decir no está estrechamente relacionada con la autoestima, por lo que las personas que tienen una baja autoestima y poca confianza en sí mismos, se sienten nerviosos por los demás y tienden a aceptar las peticiones.

Tal vez sea debido a unos padres prepotentes, a la educación ofrecida basada en que se debe de ser obediente y servicial, `por lo que su autoestima puede haber llegado a depender de las cosas que haces para otras personas; es un círculo vicioso en el que las personas que te rodean esperan que siempre cumplas sus deseos.

Ser incapaz de decir que no puede hacer que te muestres estresado, irritable y sin energía, por lo cual es necesario que evalúes la situación dos veces antes de aceptar.

MENOS SUPERFICIALIDAD POR FAVOR

Nuestras tareas se dividen en superficiales y profundas: En el primer caso son mensajes de correo electrónico que tenemos que comprobar, reuniones rápidas y tareas que no explotan nuestros talentos. El segundo es todo lo que te hace superar, las tareas en las que tienen que hacer el uso de tus habilidades y lo que te hace sentir importante. Hasta ahora, nada difícil de entender. El verdadero problema es que la mayoría de las personas tienden a restarle importancia a algunas tareas. Este es el caso de los que terminan llevándose a casa el trabajo. ¿Vale la pena robarte a ti mismo el tiempo de tu casa, de descanso? Considéralo, y no vuelvas a ver tus deberes de una forma superficial.

Te recomiendo ver este video te ayudara mucho en tu desarrollo personal:

Déjanos tus comentarios… Son muy importantes para nosotros.

5 / 5 (1 votos)

Articulo Recomendado

hacer el amor

¡Dime cuantas veces haces el amor a la semana y te diré de lo que estás perdiendo! ¡Interesante!

Hacer el amor es una de las actividades que más beneficia al cuerpo, bien sea …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *