lunes , septiembre 3 2018

Conoce los 9 mitos sobre las bebidas alcohólicas y sus efectos en nuestro cuerpo y mente

Ya sea en una reunión con los amigos, en una fiesta o en el hogar, las bebidas alcohólicas siempre pueden ser un acompañante para pasar un momento agradable. Sin embargo, los efectos dependen del modo en que estos se consuman en esos momentos, pues no es un secreto que en exceso son negativos.

La tradición de las bebidas alcohólicas en los momentos sociales es tan antigua que existen un sinfín de mitos sobre sus efectos en nuestro cuerpo y mente. Muchos de ellos se cree que son ciertos, sin embargo, la mayoría son sólo creencias falsas, a pesar de que varias personas aseguren que son ciertos. Sigue leyendo y podrá descubrir cuáles de esos mitos son falsos y por qué lo son.

bebidas alcohólicas
No importa cual sea tu favorita, vodka, ginebra, whisky, ron, tequila, cerveza, la que sea, si tomas en exceso te provocara consecuencias muy desagradables.

9 mitos sobre las bebidas alcohólicas y sus efectos

Desde nuestros abuelos hasta nuestros padres y amigos conocen varios mitos sobre las bebidas alcohólicas que repiten una y otra vez cuando estas están presentes. La barriga de cervecero, los tipos de resaca, que si mezclas alguna bebida alcohólica con algún otro tipo de bebida entonces su efecto es menor… En fin, se conoce una gran cantidad de teorías que se han estudiado y se ha demostrado que no son ciertas:

  1. El tipo de bebida determina cómo será la borrachera

Este es uno de los mitos que más se han escuchado con los años. Se dice que algunas bebidas alcohólicas causan niveles de ebriedad más fuertes o que provocan distintos tipos de borrachera. Lo cierto es que la velocidad con que se consuman y el cuánto se toma tienen mayor influencia que el tipo de bebida. Si bien es cierto que algunas bebidas tienen más grados de alcohol, esto no determina el cómo podrá emborracharse.

bebidas alcohólicas
bebidas alcohólicas
  1. El tomar mucha cerveza produce una barriga

La tan conocida “barriga de cervecero”, lo que asegura que aquellos que toman cerveza, de seguro tendrán una gran barriga. Sin embargo, esto es totalmente falso. No es la cerveza lo que lo causa sino las calorías. Generalmente, cuando se consumen bebidas alcohólicas se acompañan de comidas o acompañantes que son los que causan que se engorde. Obviamente, si su consumo es excesivo, provocará una subida de peso, como sucede con cualquier comida o bebida.

bebidas alcohólicas
bebidas alcohólicas
  1. Si tienes resaca, continúa tomando y se te quita

Este hecho, además de ser un mito falso, lo que puede causar es que la resaca sea peor cuando se deje de consumir alcohol. Lo que provocará será una mayor intoxicación y, por consiguiente, podrá tener una de las resacas más fuertes que haya tenido. Tomar más bebidas alcohólicas sólo prolongará su efecto, en lugar de detenerlo. A la hora de la resaca, lo ideal es descansar y comer adecuadamente para que el estómago vuelva a la normalidad.

bebidas alcohólicas
bebidas alcohólicas
  1. Si mezclas el alcohol con bebidas energizantes, te emborrachas más

De hecho, lo que hace que se llegue a un estado de ebriedad rápido no es la mezcla de la bebida energizante, sino la cafeína que estas poseen. El efecto de esto es que bloquea el nivel sedante de las bebidas alcohólicas, lo que hace que sienta que tiene más energía y, como consecuencia, comienza a consumir más alcohol del que bebería en momentos normales. En resumen, lo que hace que se emborrache al doble es la velocidad y cantidad que se consume, no la mezcla.

bebidas alcohólicas
bebidas alcohólicas
  1. Las bebidas oscuras son más saludables

De acuerdo con este mito, bebidas como el vinotinto o las cervezas de malta son más saludables que el resto, puesto a los antioxidantes que estas poseen. Lo que muchos no conocen es que estas tienen una cantidad mayor de sustancias congéneres, las cuales aparecen a lo largo del proceso de fermentación, y pueden provocar resacas más fuertes. Si lo que desea es despertar sin una resaca tan fuerte, lo mejor es tomar bebidas claras.

bebidas alcohólicas
La cerveza, de las bebidas alcohólicas más vendidas en el mundo.
  1. El vino mientras más viejo, mejor

Los vinos mientras más antigüedad poseen, son considerados como los mejores y los más caros. Por este motivo, muchas personas dejan los vinos en sus estantes durante muchos años. Sin embargo, esto no aplica a todos los vinos. Muchos tienen fecha de caducidad, los cuales deben ser consumidos antes de esta. Varios de esos vinos antiguos han sido almacenados en bodegas por largo tiempo antes de ser embotellados, lo que hace que su gusto sea tan peculiar.

bebidas alcohólicas
El vino de las bebidas alcohólicas más consumidas y de las bebidas más caras también.
  1. El vomitar ayuda a estar sobrio y evita la resaca

Este mito, además de ser sumamente desagradable, no ayudará absolutamente en nada. Apenas el alcohol es consumido, nuestro organismo comienza a absorberlo de manera irreversible. Si ha tomado más de la cuenta, al nivel de tener ganas de vomitar, por seguro tendrá resaca al día siguiente. El remedio ideal para esto es dejar de tomar al comenzar las náuseas y consumir un poco de comida, no tan pesada, para que el estómago no se llene solo de alcohol.

bebidas alcohólicas
bebidas alcohólicas
  1. Si comes antes de dormir, no tendrás resaca

Si consumiste bebidas alcohólicas toda la noche, ya para cuando vayas a dormir el organismo habrá absorbido todo el alcohol, por lo que el comer no ayudará a facilitar el trabajo que deberá hacer el hígado. Si ingieres comidas grasosas antes de dormir, puede causar acidez y provocar una peor resaca. Lo ideal para evitar la resaca es el comer antes de tomar bebidas alcohólicas, pues esto hace que la absorción sea más lenta, aunque no asegura el no amanecer con resaca.

bebidas alcohólicas
bebidas alcohólicas
  1. Las neuronas mueren por el alcohol

Ese mito sobre las bebidas alcohólicas sobre la muerte de las neuronas por su consumo es totalmente falso. El verdadero daño del alcohol es hacia las dendritas; estas se encargan de enviar mensajes eléctricos desde el cerebro hacia el cuerpo. Al verse interrumpido el envío de estos estímulos, los mensajes no llegan correctamente, lo que causa que no se hable o camine bien cuando se toma. Sin embargo, su daño no es permanente a menos que se caiga en un alcoholismo.

bebidas alcohólicas
bebidas alcohólicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *